Localidad o alojamiento
Busca el alojamiento o la localidad que deseas visitar.
Huéspedes
¿Cuántas personas viajáis? ¿Cuántas personas?
Adultos
0
Niños
0

Camino del Cid en Zaragoza, paisajes maños únicos

Un centenar de kilómetros con huellas medievales, buen vino y campiñas de frutales y un encantador acento maño que enternece
3 alojamientos encontrados
Orden:
Posada del Almudí
Daroca - Zaragoza
30
Hotel Rural

En población

No
Valle del Piedra
Carenas - Zaragoza
10 + 4
Casa Entera

En población

No
La Casona del Solanar
Munébrega - Zaragoza
14 + 7
Hotel Rural

En población

No
(*) Precio por persona y noche calculado en base a la tarifa vigente en fin de semana y temporada baja.

Camino del Cid en Zaragoza, paisajes maños únicos. El Camino senderista del Camino del Cid en su paso por la provincia de Zaragoza discurre a lo largo de 114 kilómetros divididos en siete etapas senderistas. El trazado recorre en su mayor parte por caminos agrícolas y pistas forestales de buen firme por lo que resulta compatible con la práctica de bicicleta de montaña. Todo el itinerario se encuentra señalizado y holomologado como GR 160. El itinerario por carretera ofrece la posibilidad de conocer muchos de los paisajes del recorrido. El primer tramo del itinerario se desarrolla paralelo a la ruta senderista coincidiendo en las poblaciones de destino. Sin embargo desde Calatayud a Daroca el trazado discurre a lo largo de la carretera N-234, que remonta el río Jiloca por su vega y nos acerca a los paisajes esteparios de las Muelas del Jiloca. La ausencia de cursos de agua a lo largo de todo el año hizo que se aprovechara con infraestructuras como el estanque renacentista de Munébrega, la antigua presa medieval de Alarba o el embalse de La Vilueña, más reciente, y que tienen su punto de atracción turística. Por otra parte vas a poder recorrer una tierra de frutales: campos de cerezos, ciruelos, manzanos o almendros se intercalan con viñedos. Proveniente de Soria, el Camino del Cid entra en Zaragoza por Torrehermosa ( torre vigía islámica, palacio neoclásico, bodegas rupestres, nevera medieval y encina centenaria al lado). Sigue por Monreal de Ariza, famoso por su yacimiento arqueológico celtibérico de Arcóbriga. Continúa por Cetina (castillo palaciego con capilla de alfarjes y yeserías mudéjares donde se casó Quevedo), y recala en Alhama con sus renombrados balnearios de aguas termales y alfarería tradicional. Prosigue por Ateca (torre mudéjar parroquial románico-gótica), Terrer (excelente torre mudéjar parroquial y restos del castillo conquistado por el Cid) y llega hasta Calatayud ( yacimiento arqueológico de Bilbilis, castillo, Colegiata mudéjar de Santa María La Mayor, callejuelas, buen vino con Denominación de Origén homónimo y mejor yantar). Munébrega se rodea de árboles frutales y viñas de diversas variedades (garnacha, tempranillo, macabeo y robal), tiene dos torres barrocas y el Museo Parroquial Juan Fernández de Heredia. Acered (torre mudéjar del siglo XVI y, en sus alrededores, la singular ermita de la Virgen de Semón). Manchones es un pequeño pueblo de casas de mampostería y fachadas cubiertas de cal, levantado a orillas del río Jiloca, a las faldas de una pequeña loma y rodeado por tupidos bosques mixtos, principalmente de pinar; pregunta por la bruja de Manchones, ya verás qué te cuentan. Daroca es impresionante, rica en patrimonio histórico-artístico, conforma un destino turístico propio junto con los humedales de la laguna de Gallocanta y su entorno. Desde Daroca el Camino del Cid enfila su itinerario hacia la provincia de Teruel una vez traspasado Vilanueva del Jiloca.

Otros destinos turísticos